Caso real Siete: las ventajas de cubrir los depósitos de las bodegas de vino con paneles sándwich

Caso real Siete: las ventajas de cubrir los depósitos de las bodegas de vino con paneles
sándwich. En Siete nos avalan más de veinte años de experiencia poniendo a tu disposición a
los profesionales más cualificados. Ya sabes que estamos especializados en la construcción de
naves industriales, avícolas y de cultivo, pero también te hemos mostrado en anteriores
ocasiones otro tipo de obras
, algunas de ellas de gran envergadura, en las que hemos estado inmersos. Porque también somos especialistas en todo tipo de estructuras metálicas.


Y por ello hoy queremos contarte otro proyecto real que hemos llevado a cabo desde Siete: la
construcción de una nave de bodega. En concreto, en la Cooperativa Vinícola San Isidro, en
Ledaña, Cuenca. Allí nos solicitaron desarrollar el cubrimiento de sus depósitos, puesto que
decidieron apostar por realizar una inversión a largo plazo y beneficiarse de las virtudes que
ofrece este tipo de obra en el proceso de elaboración del vino.


Inversión a largo plazo
Indispensable es la adecuada elección de materiales, tanto para la construcción como para el
revestimiento de cualquier instalación. Y para estas bodegas contamos con los paneles
sándwich, de los que también te hemos hablado en anteriores ocasiones
. Y es
que, de entre las opciones disponibles, los paneles sándwich han emergido en los últimos años
como una solución versátil y eficiente para cubrir estos depósitos, ofreciendo una serie de
ventajas que contribuyen al proceso de vinificación y al mantenimiento de la calidad del vino.

  1. Capacidad de aislamiento térmico y su importancia para la preservación del vino. Los
    vinos son extremadamente sensibles a las variaciones de temperatura, y mantener
    condiciones estables es esencial para garantizar la calidad y el sabor del producto final.
    Los paneles sándwich, al estar compuestos por capas aislantes, ayudan a mantener
    una temperatura constante dentro de los depósitos, evitando fluctuaciones bruscas
    que podrían afectar negativamente al vino durante su proceso de maduración y
    almacenamiento.
  2. Resistencia estructural. Estos paneles están fabricados con materiales duraderos y
    resistentes, ofreciendo una protección confiable contra las inclemencias del tiempo y
    otros factores externos. La resistencia a la humedad y a la corrosión es crucial en
    entornos donde el vino está en constante contacto con el recipiente de
    almacenamiento. Además, esta resistencia contribuye a una mayor durabilidad de las
    instalaciones, reduciendo los costos de mantenimiento a largo plazo.
  3. Facilidad de instalación. Permite la construcción rápida y eficiente de los depósitos de
    las bodegas. Un proceso que, por ende, no solo ahorra tiempo, sino que también
    reduce los costos asociados con la mano de obra y los materiales. La rapidez en la
    instalación puede ser crucial en situaciones en las que se necesite ampliar las
    instalaciones de almacenamiento para hacer frente a un aumento en la producción de
    vino. Además, al estar disponibles en una variedad de tamaños y formas, se adaptan
    fácilmente a las necesidades específicas de cada bodega. Esto permite la creación de
    depósitos personalizados que optimizan el espacio disponible y se ajustan a los
    requisitos específicos de almacenamiento de cada tipo de vino.
  4. Sostenibilidad. Al ser materiales reciclables y eficientes en términos energéticos,
    contribuyen a la reducción de la huella de carbono de la bodega.

Para estas bodegas optamos, en concreto, por el Panel de Sándwich Teja Rojo Terracota’ , con un acabado idéntico a la teja árabe nueva, tal y como puedes ver en las imágenes. Una opción que
garantiza una máxima impermeabilización y protección frente a filtraciones y humedades.


Mayor eficiencia operativa de las bodegas
Gracias a nuestros materiales, a nuestro departamento técnico y a nuestros soldadores
homologados, desde Siete pudimos cumplir con los objetivos que iban buscando desde la
Cooperativa Vinícola San Isidro:
✓ Evitar la acción directa del sol, con su consecuente elevación de la temperatura del
vino y la imposibilidad de mantenerla constante.
✓ Un almacenaje más controlado.
✓ Una fermentación más estable.
✓ Una mejor gestión de las aguas de proceso.
✓ Ahorro energético.
✓ Ahorro económico.
✓ La mejor conservación de todos los equipos aparejados a los depósitos, al no estar
expuestos al sol o al frío.


Desde el aislamiento térmico hasta la resistencia estructural, el cubrimiento de bodegas con
paneles sándwich funciona y se ha convertido en una opción popular y eficiente para la
industria vinícola moderna, contribuyendo al mantenimiento de la calidad del vino y a la
eficiencia operativa de las bodegas. ¿Y tú también quieres beneficiarte de estas ventajas? Pues
sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros para contarnos tu caso y te ofreceremos
una solución totalmente personalizada y adaptada a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita presupuesto

Rellena el formulario y déjanos tus datos de contacto. Nos pondremos en contacto lo antes posible. ¡Gracias!





    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
    Privacidad